sábado, 25 de marzo de 2017

Sportivo Italiano, el sueño de la casa propia

El 10 de octubre de 2005, Sportivo Italiano cumplió un viejo sueño: por primera vez en sus cincuenta años de vida pasó a tener estadio propio. Para la inauguración fue invitado Boca Juniors. El autor de esta nota, hincha e historiador del club, nos propone repasar los escenarios donde actuó el viejo ACIA desde su incorporación a la AFA, en 1959, hasta ese año.

Por Mauro Salvatore (Buenos Aires, Argentina), socio del CIHF.

¿Eterno visitante?.

El Sportivo Italiano fue creado en el año 1955 gracias a la unión de voluntades de gran cantidad de gente, inmigrantes en su mayoría, representantes de la mayor colectividad que habita nuestro país. Su razón de ser fue la necesidad de encauzar la actividad futbolística que desarrollaban esos italianos en diversos equipos, agrupados en torneos internos. Allí, la masa llegada del Viejo Continente recreaba las tardes de fútbol que habían vivido en su país de origen, denominando a cada cuadro con los nombres de sus equipos o ciudades a la cual pertenecían.
Fue tan grande la cantidad de gente que asistía a esos torneos, que pronto tuvieron que disputarse en estadios de clubes del Ascenso, los domingos por la tarde. Así, la llamada Coppa Fernet Branca (auspiciada por esa firma) se desarrolló en las canchas de Acasusso, Defensores de Belgrano, Excursionistas, Platense, San Telmo, All Boys, Almagro....
En el año 1959 ingresó a los certámenes de AFA, bajo el nombre de Asociazione Calcistica Italiana en Argentina (más conocida por su sigla ACIA). Al principio fue una selección de los mejores valores surgidos de aquellos torneos internos, más algunos refuerzos. Enseguida surgió la idea del estadio propio. Por diversos motivos, su concreción se postergó hasta 2005. En el camino quedaron numerosos proyectos y lugares propuestos (Villa Urquiza, Boulogne, el club SITAS de El Palomar, Olivos, y hasta un proyecto de fusión con Tigre en el año 1964). Lo cierto es que en 1963 se otorgaron terrenos en el Parque Almirante Brown, y a los pocos años comenzaron las obras. La rotura de un caño maestro generó un conflicto que terminó con la pérdida de las tierras en 1968, mediante un decreto del intendente militar general Iricibar, en ese mismo año.
En el año 1970 se adquirieron 26.000 m2 de terrenos en Bella Vista. La idea de un grupo de dirigentes era construir allí el estadio, pero pronto las opiniones quedaron divididas sobre la conveniencia o no del lugar elegido. La eterna disputa fue postergando el proyecto hasta que se desechó por completo.
A mediados de los años 80 se obtienen en guarda los actuales terrenos sobre la autopista Ricchieri, pertenecientes al Ministerio de Economía de la Nación. Las obras comenzaron en la década del 90. Los primeros años de trabajo fueron para realizar una tarea titánica de rellenado, por lo que la construcción real se vio demorada durante mucho tiempo. Así, y a pesar de la terrible crisis que asoló a nuestro país, se llegó a este presente venturoso en que por fin el club contara con su casa propia para dejar de ser eternos visitantes.


“No me importa en que cancha juguemos, al Italiano lo sigo a donde va...” (canto de la hinchada de Italiano).


Ser simpatizante de Italiano fue a lo largo de los años un peregrinaje de estadio en estadio, muchas veces incierto, donde el hincha se enteraba pocos días antes de adónde le tocaba ir la próxima vez. Como una verdadera tribu nómade, soportó en 46 años de competencia el hecho de ser siempre visitante en cualquier lugar que se presente, soportando las cargadas de los demás clubes.
Lo que muy poco se sabe es la primera cancha donde Italiano fue local: nada menos que el estadio de Boca Juniors, un 23 de mayo de 1959, goleando 7 a 2 a Central Argentino. Aunque solo se habilitaron las partes bajas, ya una verdadera multitud acompañaba al equipo, algo muy inusual para la categoría Aficionados. Basta decir que el día que se logró el ascenso a la Primera C, en 1960, había 12.000 italianos festejando en la vieja cancha de Platense.
Por eso para el torneo de 1961 se utilizó el estadio de Atlanta, mejor equipado para albergar a la masa inmigrante. En 1962 Italiano logró el ascenso a la Primera B, y el entusiasmo de su afición llevó a los dirigentes a utilizar el estadio de Ferrocarril Oeste. Por la segunda fecha del torneo de 1963, se enfrentaron Italiano y Español por primera vez en forma oficial. El clásico de las colectividades hizo desbordar el estadio de Caballito, lográndose en ese momento un nuevo récord de público para la categoría. Ese año, el club terminó liderando la tabla de recaudaciones, incluso por encima de clubes como Ferro, Newell’s y Unión de Santa Fe.
El estadio de Ferro fue utilizado casi ininterrumpidamente hasta el año 1970, cuando la merma de público obligó a hacer de local en Estudiantes, el de Buenos Aires. Fueron los años en que la institución disputaba los torneos de Primera C, luego del descenso de 1968.
Luego del regreso a la B, en 1974, se comenzó a utilizar el viejo estadio de Argentinos Juniors, casi ininterrumpidamente hasta el año 79. Entre los años 80 y 82 fue local en el nuevo estadio de Platense, en Vicente López. Incluso se corría el rumor, nunca confirmado, que Italiano pagaba el alquiler construyendo la tribuna que da a las vías del ferrocarril Belgrano.
Para los años 83 y 84, se volvió a Argentinos Juniors. En 1985, el estadio de Boyacá y Agustín García dejó de usarse para comenzar las reformas que modificaron su vieja estructura de madera, y el club pasó a hacer de local en All Boys.
En 1986, año del histórico ascenso a Primera, el escenario elegido fue Atlanta, aunque en el octogonal se utilizó la cancha de River Plate (cuartos de final) y Ferro (semifinal y final). Por eso, el estadio de Villa Crespo se siguió empleando para el paso en el círculo mayor, y también los dos primeros años en el nuevo torneo Nacional B. En 1989 se volvió a Estudiantes, que fue el estadio elegido durante tres años. Luego otra vez Atlanta, hasta que el descenso del año 1995 se produjo en la cancha de All Boys. Para el ascenso del torneo 1995/96, retornó al Pincha de Caseros. En los siguientes años se continuó viajando por los estadios de Chacarita, All Boys, Almirante Brown, Deportivo Español, hasta llegar a la increíble cifra de 26 estadios utilizados por el club en su historia. La lista incluye lugares tan insólitos como Tristán Suárez, Colegiales, Temperley o San Miguel. La perla de esta investigación la da el partido disputado el 7 de agosto de 1971, frente a El Porvenir, disputado en la cancha de la Asociación Comunitaria Integral de Rehabilitación (ACIR), en Dragones y Blanco Encalada, pleno barrio de Belgrano. 


Imagen del estadio de Sportivo Italiano, créditos de passione-azzurra.blogspot.com.ar y estadiosdeargentina.com.ar.


Ocurrió en 25 de marzo

1903. Fundación del Racing Club.

1908. Belo Horizonte, Brasil. Fundación del Clube Atlético Mineiro. Fue el primer campeón estatal en 1915; allí logró 43 títulos (record). También fue primer ganador del Brasileirao, en 1971.

1931. El Barcelona derrotó 3 a 0 a Gimnasia y Esgrima L.P. en su estadio de Les Corts.

1950. Se concreta la transferencia de Walter Gómez, de Nacional a River. En Montevideo estaba suspendido por un año por haber agredido a un árbitro en un clásico con Peñarol en 1949.

1980. Es liberado por la  policía el jugador del Barcelona Enrique Castro "Quini", secuestrado el 1 de marzo. Fue rescatado en la ciudad de Zaragoza.

1997. Fallecimiento del periodista Rafael Olivari.


Noticias gentileza de Ricardo Gorosito y Jorge Gallego.

viernes, 24 de marzo de 2017

1957. La primera victoria en el Maracaná.

Hace 60 años.

Por Ricardo Ismael Gorosito (socio del C.I.H.F.).


En julio de 1957 el campeonato se interrumpió durante 15 días para la disputa de la Copa Roca con los brasileños. Este trofeo, nacido en 1914, no se jugaba desde 1940. Los motivos nunca se aclararon, pero tuvo mucho que ver el hecho que las ediciones de esos años fueron verdaderas batallas campales. Y no solamente por esta copa, sino también por los Sudamericanos. Basta recordar la final accidentada de 1937 que Argentina ganó 2 a 0 y también el partido de 1946 en Buenos Aires por el torneo Extra donde José Salomón fue fracturado por el delantero Chico.

Los duelos con los cariocas se llamaron a silencio a partir de ahí. Más tarde, en 1949 una ruptura con la Confederación Brasileña de Deportes que hizo que la A.F.A. retirara su inscripción  al Mundial de 1950 y recién en 1956, con motivo del Sudamericano Extra de Montevideo volvieron a medirse, ganando esa vez Brasil por 1 a 0.

Calmadas las aguas, se reanudaron los partidos por la Copa Roca, donada por el ex presidente Julio Argentino Roca, quien presenció aquel primer partido jugado en la cancha de G.E.B.A. y en el que Brasil se impuso por 1 a 0. Fue una de sus últimas apariciones en público ya que falleció 20 días después.

En la edición de 1957, correspondía a Brasil ser local y el curioso reglamento establecía dos partidos y en caso de igualdad en puntos, había alargue y recién ahí contaba la diferencia de goles. Las sedes se fijaron en Maracaná el primero y San Pablo el segundo de los partidos.

Argentina ya había visitado el mítico estadio unos meses antes, en diciembre de 1956 cuando enfrentó a una selección del Estado de Guanabara ganando 2 a 1. Pero ante el “scratch” verdeamarelho, era la primera vez.

No obstante haberse desarmado el equipo que ganara en Lima la Copa América, pudo formar un conjunto bastante homogéneo alternando juventud con veteranía que ganó 2 a 1.

El partido fue doblemente histórico. Para Argentina resultó la primera victoria en el más grande estadio del mundo de ese momento y para Brasil porque al iniciarse el segundo tiempo, el técnico Sylvio Pirillo hizo debutar a un chico de 16 años apodado “Pelé”, que a los 77’ empató el partido. Dos minutos después desniveló el “gitano” Miguel Antonio Juárez.

Los protagonistas de aquella tarde fueron éstos:

Domingo 7 de julio de 1957 – Copa Roca.
BRASIL                                               1
ARGENTINA                      2
Estadio Maracaná (Río de Janeiro)
Juez: Erwin Hiegger (Austria)
Brasil: Carlos José Castilho; Paulinho de Almeida Ribeiro, Hideraldo Luiz Bellini; Valdemar Rodrigues Martins “Oreco”, José Ely de Miranda “Zito” (55’ Urubatao Calvo Nunes), Egidio de Souza “Jadir”; Mauro Raphael “Maurinho”, José Altafini “Mazzola” (45’  Edison Arantes “Pelé”), Emmanuele Del Vecchio (45’ Claudinho Pinto da Silva “Moacyr”), Luiz Trujillo “Luizinho”, Augusto Vieira de Oliveira “Tite” – DT: Sylvio Pirillo.
Argentina: Amadeo Carrizo; Federico Pizarro, Federico Vairo; Fernando Gianserra, Néstor Raúl Rossi (79’ Juan Héctor Guidi), Juan Eulogio Urriolabeitia; Omar Corbatta, José Rubén Herrera (70’ Héctor Edelmiro Antonio), Miguel Antonio Juárez (79’ Manuel Blanco), Angel Labruna, Ramón Moyano – DT: Guillermo Stábile.
Goles: 29’ A.Labruna (A); 77’ Pelé (B); 79’ M.A.Juárez (A).

El primer gol de Pelé en su selección.

Ante la mirada de Vairo, Pizarro, Gianserra y con Amadeo Carrizo en el suelo, “O Rei” marca el empate.





(Foto revista “El Gráfico”)
La revancha, tres días después, fue ganada por Brasil 2 a 0, resultado que se mantuvo luego del tiempo extra, quedando la Copa en Río de Janeiro. Hubo esa noche otro gol de Pelé.












            
   Ángel Labruna                            Los goleadores                                          Miguel Antonio Juárez          

Anecdotario

En 1957 no había TV satelital y los partidos los escuchábamos por radio. En el encuentro revancha que Argentina perdió 0-2 en San Pablo, antes del inicio del tiempo extra, el periodista Alberto Magdaleno, que secundaba a Fioravanti en sus transmisiones desde el campo de juego y vestuarios, se le ocurrió entrevistar a Omar Corbatta para preguntarle su opinión del partido. Y el “loco” se despachó al aire con un  “que quiere que le diga, nos están c…… a patadas”.
Nos imaginamos la expresión de Fioravanti, hombre que se destacaba por el léxico refinado de sus relatos…

Debieron pasar 41 años para que Argentina lograra vencer nuevamente a Brasil en el Maracaná. Con gol del “Piojo” López ganó 1 a 0 en 1998.


Ocurrió en 24 de marzo

1902. Nacional de Montevideo decide cambiar su camiseta azul y roja por una totalmente blanca, debido a que las anteriores desteñían, aunque otra versión indica que fue para diferenciarse del Albion, que tenía los mismos colores.

1905. River se afilia a la Asociación Argentina de Fútbol.

1957. Por la Copa América, Brasil goleó 9-0 a Colombia.

1963. Por la Copa América de Bolivia, Argentina venció 3 a 0 a Brasil con goles de Mario Rodríguez, Raúl Savoy y Ernesto Juárez. Los cariocas presentaron en ese torneo a un equipo de Minas Gerais y ningún campeón  del mundo estuvo en el plantel.

1963. Primer enfrentamiento oficial en torneo de la A.F.A. entre Deportivo Español y Deportivo Italiano. Por el torneo de Primera B empataron 2 a 2 en cancha de Ferro. José Abba y Francisco Panucci marcaron los goles de Italiano y Ricardo Mallo los dos de Español.

1966. En la última fecha del grupo de Copa Libertadores, Boca derrotó a River 2-0.

1969. Fallecimiento de Renato Cesarini. Italiano de origen, llegó de niño a Argentina. Jugó en Alvear y Chacarita en el amateurismo. Viajó a Italia en 1930 regresando en 1936 al equipo funebrero y terminar en River en 1937. Fue técnico de varios equipos, entre ellos el River de “La Máquina” de los años 40.

1971. San Lorenzo goleó 6-2 a Racing. Estudiantes 4-1 a Vélez y Newell`s 4-0 a Atlanta.

1973. Nacimiento del ex delantero Marcelo Delgado. Ex jugador de Roario Central, Racing Club y Boca Juniors entre otros.

1974. River goleó a Banfield 5-0, Atlanta 5-1 a All Boys y Rosario Central 5-1 a Huracán. En la otra zona, Argentinos 6-2 a Chacarita, Colón 4-1 a Boca, y en el clásico interzonal,Independiente 4-1 a Racing.

1976. En Chorzow,  Argentina venció 2 a 1 a Polonia. (Héctor Scotta, René Houseman). Kazimierz Kmlecik hizo el gol polaco. Los militares argentinos que ese día tomaron el poder y los medios de comunicación, permitieron la televisación del partido.

1985. Se juegan los partids desquites de la segunda fase de la ronda de ganadores del Torneo Nacional. River golea 5-0 a Deportivo Español, Boca queda eliminado a manos de Vélez tras perder 2-0, Argentinos Juniors le gana a San Lorenzo 1-0.

1987. Muere don Vicente Calderón, presidente del Atlético Madrid.

1991. Diego Maradona juega su último partido en el Nápoli. Marca un gol de penal en la derrota 1-4 ante Sampdoria. Luego será suspendido por 15 meses al dar positivo el control antidóping.

1993.  Baki (ex Bakú), Azerbaiyán. Fundación de la Azärbaycan Futbol Federasiyalari Assosiasiyasi. En la era soviética (1920-91) los azeríes jugaron sus primeros partidos “exteriores”. En 1926, un combinado de Bakú recibió la visita de otro de Teherán, Irán. Vencieron los locales 2:0 ; fue la primera confrontación azerí-iraní.

Noticias gentileza de Ricardo Gorosito, Jorge Gallego y Diego Jolodovsky

jueves, 23 de marzo de 2017

Porteño "A" 4, Porteño "B" 1. Final Copa Bullrich 1906.

Porteño "A" 4, Porteño "B" 1. Final Copa Bullrich 1906. Titulaba el The Hiberno-Argentine Review, de Buenos Aire, en su edición del 14 de septiembre de 1906.

Por Jorge Gallego (Socio del CIHF).


Si bien existieron clubes con más de un equipo en la misma categoría, no he hallado situaciones como la del párrafo anterior.

Belgrano AC fue el único que alistó 2 equipos en 1ª div. Sucedió en 1897 ("A" y "B") y 1906 (B.A.C. y "Extra"); ninguno obtuvo el título.


En la 2ª división el primer "caso" lo protagonizó (1902) Estudiantes ("A" y "B"); Belgrano fue el campeón de la categoría. En 1905, el recién citado y Argentino de Quilmes presentaron 2 escuadras, el ganador fue el desaparecido América, de Barracas.


En la Copa Bullrich de 1905 los 2 teams de Belgrano jugaron la semifinal donde el equipo "B" eliminó al "A". Aquel alcanzó el título; fue un caso diferente al del párrafo inicial.
En los años siguientes fue frecuente encontrar más de un club en las categorías inferiores. En 1912, el CA Atlanta presentó equipos "A","B" y "C" en la 3ª división (4º nivel) de la escindida Federación Argentina.


En el orden internacional, recuerdo que Francia presentó 2 selecciones en los Juegos Olímpicos de Londres (1908). Dinamarca venció al equipo "B" 9:0 y, en semifinal al "A" por 17:1.


La "Copa de Competencia Adolfo Bullrich" se jugó -bajo esa denominación- entre 1903 y 1915.
Fue un torneo por eliminación directa para equipos de 2ª división. Su donante fue Adolfo Jorge
Bullrich, Intendente de B. Aires entre 1898 y 1902.


El vigente CA Porteño (Buenos Aires) fue fundado por descendientes de irlandeses en 1895. En 1899, al crearse la 2ª división, se afilió a la AAFL. Comenzó para los albiazules (listado vertical) una actividad futbolística que duraría hasta 1930. Mantuvo relación deportiva con clubes de su misma ascendencia. Los "Athletic Clubs" habían originado el fútbol en Lobos, Mercedes, Carmen y San Antonio de Areco, Salto, Rojas, Pergamino, etc.


Su actuación en 1ª división fue ininterrumpida entre 1907 y 1928, en que descendió. En 1910 y 1911 fue subcampeón. (El 26 de noviembre de 1911 perdía la final contra Alumni, en el último partido de éste en 1ª división). En 1912 y 1914 conquistó en la Federación Argentina sus máximos éxitos. En 1932 se afilió a la Unión de Rugby.


Se le conocieron 4 campos de fútbol:

1895 terreno próximo al Cementerio de la Chacarita.
189? Avenida La Plata y Convención (hoy José Bonifacio).
1901/1909 Avenida Vértiz (hoy Del Libertador) y Oro (contiguo al de Estudiantes).
1915/1945 Avenida Valentín Alsina y Los Paraísos, Parque Tres de Febrero; allí jugó hasta su desafiliación. Este escenario tuvo (1915) la primera tribuna de material de Buenos Aires.
Su sede actual y campo deportivo se halla en Magallanes y Pardo, San Vicente, Buenos Aires.
Estos fueron los futbolistas internacionales del CA Porteño; entre paréntesis, el año de su debut:
Bernardo Ricardo Pertino (1907), Carlos Izaguirre (1914), Nicolás Vivaldo (1922), J. B. Sheridan (1909), Pascual Polimeni (1916), Emilio Francisco Goín (1923), Juan José Rithner (1910), Edwin Clarke (1918), Eugenio Cacopardo (1926), Antonio Piaggio (1911), Eduardo Uslenghi (1919), Antonio Marqués (1912), Juan Presta (1920).

He aprovechado aquella curiosa final para recordar a una de las más antiguas entidades deportivas.



Imagen extraída de la revista Caras y caretas (Buenos Aires), del 14 de agosto de 1915.

Ocurrió en 23 de marzo

1895.  Londres. Dos equipos jugaron el primer partido femenino oficial de fútbol.  North London (blusas rojas) 7  South London (blusas azules y celestes) 1. Liderando a las ganadoras la pionera Mary Hutson más conocida como Nettie Honeyball.

1923.  Chacabuco, Buenos Aires. Fundación del CA Argentino. Su timbre de honor es haber sido la entidad inicial de Daniel Alberto Passarella, nacido allí en 1953.

1946. Nacimiento de Victorio Nicolás Cocco.

1949. La A.F.A. decide ascender a Primera a Atlanta y Ferro, que estaban en Segunda, cuyo campeonato fue suspendido por la huelga de los profesionales.

1953. Por el Sudamericano jugado en Perú, goleada de Uruguay 6-0 a Ecuador.

1963. Naciiento de Jorge Roberto Rinaldi. "La Chancha".

1973. Goleada de River por Libertadores 7-1 a Oriente Petroler de Bolivia.

1986. Nacimiento de Walter Fabián Assamn, arquero ex Independiente, actualmente en Vélez.

1994. Por Libertadores Vélez se impuso 2-1 en la Bombonera a Boca.

1997. Memorable empate entre River y Boca. Fue 3-3 en el Monumental. Boca ganaba 3-0 en el primer tiempo y River pudo empatarlo faltando cinco minutos.

2003. Goleada de River en el Ducó. 6-0 a Huracán.

2006. El arquero argentino Leonardo Franco detuvo dos penales a Kanouté  y Saviola en el partido que su equipo, el Atlético Madrid perdió 1 a 0 con Sevilla.

2008. Debut en Primera para Gustavo Bou, delantero en aquel tiempo de River que vencía ese día 2-0 a Vélez en Liniers.

2012. Muere Jorge Alberto Maldonado, el gran capitán de Independiente de lo años 60.


Noticias gentileza de Ricardo Gorosito, Jorge Gallego y Diego Jolodovsky

miércoles, 22 de marzo de 2017

El paso por Europa de Ariel Ortega

Jugó más de veinte años profesionalmente. Iniciado en River, donde brilló, jugó en la Selección Argentina durante nueve años y tuvo en su trayectoria pasos por España, Italia entre 1997 y 2000, y en Turquía en el año 2002.

Por Diego Jolodovsky (socio del CIHF).

Su etapa en el fútbol español: Valencia:


El 8 de marzo de 1997, Ortega se ponía por primera vez la camiseta de Valencia. Tras arduas negociaciones entre los dirigentes de River Plate y el equipo “Che”, el “Burrito” se presentó en el estadio Mestalla en un partido frente a Sevilla.

Dos goles en el partido presentación en la victoria de los valencianos por 4-2 hacían prever un futuro prometedor en el equipo dirigido por Jorge Valdano. Una semana más tarde, el jujeño volvía a convertir en el Vicente Calderón en la goleada por 4-1 sobre Atlético de Madrid.

Posteriormente le señaló dos goles a Athletic Bilbao, le empató sobre la hora a Real Madrid (1-1 en Mestalla) y volvió a convertir en el empate frente a Deportivo La Coruña.

La primera temporada resultó con balance positivo: 12 partidos – 7 goles. Gran temporada para el delantero de por entonces 22 años, en un Valencia que cumplió una olvidable campaña quedando en mitad de tabla, a 36 puntos del campeón Real Madrid.

Comenzaba la temporada 1997/98, previo al Mundial de Francia, y los resultados no acompañaron al equipo en las primeras fechas. Recién pudo ganar en la cuarta, pero ya sin Jorge Valdano, que dejó el banco después de la derrota ante Real Madrid por 2-0.

El reemplazante de Valdano resultó ser el recio Claudio Ranieri por lo que poco a poco Ariel Ortega fue perdiendo lugar en el equipo. De titular indiscutido pasó a ser suplente, entrar en los segundos tiempos, y hasta ni siquiera concentrar.

El primer gol de Ortega en esa temporada fue frente a Compostelaa en la victoria por 4-1 en la 16° fecha. Pero el técnico italiano ni se inmutaba, más bien lo ignoraba. Ni siquiera hubo un gesto cuando le convirtió el último gol a Barcelona en un memorable 4-3 con dos goles de Claudio López en el Nou Camp, sobre la hora.

Después de esa histórica remontada, Ortega tampoco tuvo muchos minutos en cancha. Seguía entrando en los segundos tiempos, salvo un partido frente a Espanyol de Barcelona que lo jugó de entrada y no fue reemplazado.

ITALIA

Su paso por Sampdoria:


La relación entre Ariel Ortega y los dirigentes del Valencia no tenía vuelta atrás. Después de un Francia 98 con sensaciones dispares (dos goles ante Jamaica y una expulsión producto de un cabezazo a al arquero holandés Van der Sar), la Sampdoria de Italia invirtió 23 millones de Liras (unos 8 millones de Euros) por la totalidad del pase del jujeño.

En el equipo genovés estuvo una temporada, la 98/99. Debutó el 12 de septiembre frente a Udinese por la primera fecha de la Serie A, pero para ver su primer gol hubo que esperar. Fue en la quinta jornada, en la derrota como visitante ante Piacenza; ese día el Burrito empataba de penal parcialmente el partido.

Ortega hizo 8 goles en su ciclo en Sampdoria. Le marcó a los tres grandes: Milan, Juventus e Inter).

El año en Parma:

La segunda experiencia en el fútbol italiano fue con la camiseta de Parma que pagó una suma equivalente a 9.400.000 de Euros por su pase. A pesar de haber logrado en el arranque de la temporada la Supercopa Italiana al ganarle a Milan en el San Siro por 2-1, no tuvo un buen año en la entidad de la empresa Parmalat.

Solamente hizo tres goles en su estadía en el club, a Verona, Torino y Perugia; todos en el Ennio Tardini. En el equipo "auriazul" compartió equipo con su ex compañero de River, Hernán Jorge Crespo, que quedó entre los tres máximos goleadores de ese certamen 99/2000, detrás de Andriy Shevchenko y de Gabriel Batistuta.

Jugó solamente 18 partidos. Extrañaba mucho sus afectos, Argentina y sobre todo River, que hizo una oferta millonaria para comprar el 50% del pase en agosto de 2000.


TURQUÍA: FENERBAHCE:

Después de su estadía por dos temporadas en River Plate, el club turco lo contrató para que con 28 años demostrara las condiciones cerca de Medio Oriente.

Empezó a jugar después del Mundial de Corea y Japón. No le fue facil la adaptación. En realidad nunca se adaptó ni al club ni a las costumbres, bastante diferentes a las que estaba acostumbrado por cierto. La experiencia en Turquía duró muy poco. Apenas 4 meses, donde marcó 5 goles en 14 partidos. Deseaba regresar.

El conflicto fue que Fenerbahce había pagado una fortuna por su pase y el contrato del “Burrito”. Como no hubo vuelta atrás, el equipo turco lo inhabilitó para jugar profesionalmente.

Ortega volvió a jugar oficialmente con la camiseta de Newell’s Old Boys de Rosario en septiembre de 2004. No volvió a irse del país. Su etapa en Europa ya había terminado.



Ortega en su etapa más feliz en Europa. En Valencia.

Ocurrió en 22 de marzo

1909. Asunción, Paraguay. Fundación del Club Sol de América. A partir de 1910 jugó en 1ª división. Recién en 1986 lograría el título superior paraguayo (repitió en 1991). Este largo período sin éxitos, motivó el lema: “Campeón sin corona”.

1931. Al ganarle 4 a 0 a Atlanta, Boca es el campeón de 1930.

1933.  Rosario, Argentina.  Internacional amistoso. N.O. Boys 1 Rampla Juniors, Montevideo 

1942. Por la Copa Ibarguren, edición de 1941, River (campeón de la A.F.A.) venció a Newell’s (campeón rosarino)  por 3 a 0. Labruna, D’Alessandro y Deambrosi, los goles.

1945. Nacimiento de Agustín Mario Cejas.

1971. Por Copa Libertadores, Peñarol de MOntevideo goleó 9-0 a The Stongest de Bolivia.

1996. Vélez con un gol desde atrás de mitad de cancha de José Luis Chilvert venció a River por 3-2 en el José Amalfitani. Ese partido fue la despedida coo árbitro de Carlos Mastrángelo 

1998. Boca goleó a Independiente 4-0 en Avellaneda.

1999. En el cierre de la 3ra fecha del Clausura, Gimnasia y Esgrima La Plata goleó por 7-5 a Gimnasia y Esgrima de Jujuy.

2000. Por Copa Libertadores, Boca goleó a Blooming de Bolivia por 6-1. Alfredo Moreno, delantero xeneize marcó 5 goles.

2001. Caída de Vélez por Copa Libertadores en Barranquilla. Junior lo goleó por 4-0.

2003. Rosario Central se impuso por 3-0 en el clásico de la ciudad ante Newell`s. En otro partido destacado, Racing goleó 5-0 a Nueva Chicago.

2011. Fallecimiento del peruano José Eusebio Soriano. Arquero de River en la década del ´40.




Noticias gentileza de Ricardo Gorosito, Jorge Gallego y Diego Jolodovsky

martes, 21 de marzo de 2017

René Pontoni: Sus Inicios

Con orgullo podemos decir que el CIHF es uno de las pocas organizaciones en las que desde Río de Janeiro, Brasil, nos puede llegar un libro sobre la vida y trayectoria de un futbolista argentino. Fragmento del libro San Pontoni del Papa, Vida y Goles de un Bendito del Fútbol.

Por Felipe Soutinho (Río de Janeiro, socio fundador del CIHF).

En 1934, a los 13 años, René debutaba en la sexta división de Gimnasia pero, sin embargo, las dificultades económicas de su hogar lo obligan a emplearse como oficinista y a dejar la actividad futbolística. Pontoni estuvo dos años alejado de las canchas lo que, por su natural tendencia a engordar, le hicieron aumentar 30 kilogramos: de 45 a 75. Empero, los dirigentes "mens-sanas" tenían la intuición y estimaban que en "La Chancha", como lo conocían sus amigos, había un crack excepcional, que lo demostraba en los "picados" y entusiasmaba a sus amigos. “Y seguí en Gimnasia, con todos los amigos... Pero te digo que sin berretines de jugador. Sin esa ambición por llegar a ser alguien. Te repito que era yo el agradecido porque me dejaran jugar lo que yo más quería... Ya se hablaba de mí por Rosario, pero me sentía contento cerca de la familia... Y más que la vieja no quería saber de que fuera a jugar lejos de casa... Por ese entonces, cuando ya cumplía los quince años, entré a trabajar como corredor en la casa Bagley... Empezaba el gran cambio para mí y para mi casa... Ganaba un sueldo, disponía de unos pesos”.

Pontoni, convencido por la gente gimnasista, en 1937, a los 17 años, comenzó a adiestrarse intensamente, con un severo control en la alimentación. Cuando llegó a los 70 kilogramos, debutó en un clásico barrial frente a Ferro Carril Santa Fe (jugaba de local en el reducto de San Luis Correos), donde las canchas estaban a 200 metros de distancia, una de la otra, asegurándose la titularidad al anotar cuatro goles.
En esa época, conoció a su "compadre" dentro de la cancha, José Belarmino Canteli, con quien enarboló paredes y goles. A la prensa local había confesado que "siempre jugué para divertirme dentro de la cancha. Pisaba la pelota, amagaba, gambeteaba, hacía paredes con el Chengo Canteli y me iba hacia el gol".
Pontoni dejó de estudiar y trabaja en la sucursal que tenía la casa Bagley en Santa Fe. Empieza en una oficina con un sueldo inicial de cincuenta pesos, y va mejorando paulatinamente su situación, escalando posiciones hasta salir para hacer el servicio militar, cinco años después.

Un viajante de comercio, que le ha visto, interesa a Boca Juniors para que lo traiga a Buenos Aires. Ni René se entusiasma, ni entusiasma a Boca. Un emisario de este club, que lo observa, es rotundo: "Ese muchacho no sirve para el fútbol. Dentro de un año pesará cien kilos". A René tampoco le interesó demasiado: "Aquí gano 100 pesos, estoy tranquilo con mi familia, mis amigos y el club, porque no quiero ser un futbolista profesional, juego a la pelota por diversión y rechazo otras responsabilidades". Así se perdió Boca al mejor center forward argentino...

El Dr. Agustín Rodríguez Araya, presidente de Rosario Central, acordó con Gimnasia y Esgrima la transferencia de Pontoni en 6.000 pesos, siendo rechazada por René y su madre, que no quería separarse de su hijo, idolatrado por los hinchas gimnasistas. “En el 39 llegó al club la primera propuesta para comprarme... Fue de Rosario Central y ofrecían algo así como seis mil pesos... Pero, ni hablar... La vieja no quería, mis hermanos tampoco. Y ¿para qué te voy a engañar? Yo tampoco. Al año siguiente me nombran para integrar el combinado de Santa Fe que disputaba el Campeonato Argentino... Y entonces sí, ya empezaron a conocerme más... Ya preguntaban «quién era ese gordito que jugaba con el nº 9...» Porque, ¿sabés cuánto pesaba entonces? Como ochenta kilos... Grandote como ahora. Pero ganaba con la habilidad, me sacaba fácil a la gente y además marcaba goles...”

René aceptó una invitación para jugar un amistoso integrando el equipo de Colón de Santa Fe frente a Peñarol, en el estadio Centenario de Montevideo, donde ganaron los "carboneros" por 5 a 3, mostrando "Huevito" Pontoni una alta categoría, con jugadas brillantes y rechazando otra vez un ofrecimiento millonario, esta vez de los aurinegros uruguayos.

René tiene 20 años y es, en verdad, bastante gordo. Pesa 85 kilos. La casualidad va en su ayuda, cuando está por dejar de jugar. Santa Fe tiene que enviar un combinado al Campeonato Argentino. Unión no da sus jugadores. Los dan Colón y Gimnasia. Así viene René, quien, jugando contra Mendoza, en Ferro Carril Oeste, brilla tanto que, terminado el partido, dirigentes de Ferro lo encierran en una casilla, donde casi tiene que firmar por los "verdes" a la fuerza...

Durante esa temporada, en la final del Campeonato Argentino celebrado en Buenos Aires, Capital derrotó a Santa Fe, en un partidazo, siete a cuatro, con dos golazos de Pontoni al prestigioso arquero Juan Estrada, de Boca Juniors y del seleccionado argentino. Ya despuntaba su estilo elegante, ese que el periodista y poeta Osvaldo Ardizzone asoció a su nombre: “René... Y hasta la musical fonética de su nombre suena como asociada a la pinta de galán francés. Como si en la caprichosa ocurrencia del bautismo ya jugara el presagio de ese dandy metido a jugador de fútbol”.

Es descubierto por Newell’s Old Boys, pero la historia no es tan sencilla como parece. Dejemos a don Adolfo Celli -el famoso “Alemán”, descubridor de tantos talentos para el equipo rosarino-  que la cuente: “Se jugaban las finales del campeonato argentino en la Capital Federal. Me encargaron que viera actuar a Gutiérrez, centreforward mendocino, y con tal fin bajé a Buenos Aires. Lo vi jugar en la cancha de Ferro. Se disputaba el match entre Mendoza y Santa Fe. Observé detenidamente su juego, y aunque poseía discretas condiciones, comprendí que su modalidad difícilmente se adaptaría a nuestra característica. Para Santa Fe jugaba un muchachito rubio. Fuera de forma, pesado, su desplazamiento era sumamente lento. Sin embargo, pasaba bien la pelota y su shot era violentísimo. El asunto no fue tan fácil. Dirigentes porteños tenían apalabrado a nuestro delantero, y cuando me preguntaron qué me parecía el muchacho respondí: «Regular, no más. Demasiado lerdo para tener éxito en primera»”. Zorro viejo pierde el pelo pero no la maña...
Y Pontoni confirmaba el nombre de su “descubridor” rosarino: “Un día Celli me habló, preguntándome si quería jugar en Newell’s. Yo le contesté que sí, pero sin acordarle mayor importancia a sus palabras, porque antes que él, también alguien, diciéndose representante de F. C. Oeste de Buenos Aires, me dijo lo mismo, y todavía lo estoy esperando. Y poco después, otro. Este era de Gimnasia y Esgrima de La Plata, pero tampoco apareció más. Así que cuando apareció Celli yo creí que me estaban «cargando» los muchachos, y no le di ninguna trascendencia al asunto”.

En 1941 se conmovió el fútbol santafesino, porque Gimnasia y Esgrima transfirió a la dupla Canteli-Pontoni y al marcador de punta César Garbagnoli a Newell's Old Boys. Canteli y Garbagnoli eran buenos amigos de Pontoni desde larga data: “Garbagnoli y Canteli saben jugar muy bien y a los dos los quiero porque fueron mis compañeros en los primeros grados. En efecto, cuando hice el curso primario en la escuela Juan José Paso me tocó en suerte sentarme en bancos junto a los de ellos…”. El doctor Ravena Palacios, directivo de Newell’s, con sus contactos políticos, logró el traslado del "Huevo" desde el Regimiento 12 de Infantería "Gral. Arenales" de Santa Fe, donde realizaba el Servicio Militar Obligatorio, al 11 de Infantería con sede en Rosario, para así acercarlo a su club. “Llega el año cuarenta y uno y tengo que cumplir con el servicio militar en Rosario... Entonces Newell's aprovecha y ofrece doce mil pesos... Negocio hecho y firmo. Y esta vez la pobre vieja no se puede oponer porque de todos modos ya estaba fuera de casa...”

En el primer entrenamiento, que sirvió como prueba principal, el adiestrador del conjunto del Parque de la Independencia, el "Alemán" Adolfo Celli, otrora una de las glorias de Colón, de Newell's y de la selección nacional, les otorgó la confianza a los futbolistas. Pontoni actuó durante 90 minutos y batió tres veces a Luis Bernabé Heredia, el golero titular de la "Lepra", quien jugó dos cotejos defendiendo el arco del combinado argentino.

Newell's, de inmediato, concretó las transferencias, abonando a Gimnasia y Esgrima de Santa Fe la suma de 22.000 pesos. El "Huevo" Pontoni firmó su primer contrato profesional: 1.200 pesos de prima; 200 de sueldo y la misma cifra por partido ganado. “Me acuerdo que Newell’s pagó por Garbagnoli, Canteli y por mí la suma de 22.000 pesos, todo un platal por ese entonces. Los diarios de Santa Fe y de Rosario hablaron mucho de este asunto, y no faltó quienes se hicieron cruces al comentar esa cantidad pagada por el club rosarino. Hubo quién dijo que los de Newell’s estaban locos y que Gimnasia y Esgrima se había sacado la grande…”

Tapa del libro San Pontoni del Papa, Vida y Goles de un Bendito del Fútbol (Felipe Soutinho 2017)

Ocurrió en 21 de marzo

1944. Nacimiento de Enrique Santiago Fernández.

1954. Por las Eliminatorias, Brasil golea 4-1 a Paraguay en Río de Janeiro y asegura su clasificación al Mundial de Suiza.

1953. Fallecimiento en un accidente automovilístico de Luis Franzolini, ex defensor de Independiente. Años antes había ganado la lotería y entonces regaló el taller gráfico que poseía a sus empleados.

1957. Por la Copa América de Perú, goleada de Brasil 7-1 a Ecuador.

1963. Nacimiento de Enrique Ernesto Corti.

1975. Por Copa Libertadores, Newell`s y Central igualaron 1-1 en el Parque de la Independencia.

1976. Goleada de Huracán 5-1 a Ferro.

1989. Nacmiento del uruguayo Mrcelo Nicolás Lodeiro.

2010. Se inicia bajo un diluvio un Boca - River en la Bombonera. Partido suspendido a los pocos minutos. Siguió cuatro dias más tarde.

2016. Racing golea 6-3 como visitante a Atlético de Rafaela.


 Noticias gentileza de Ricardo Gorosito, Jorge Gallego y Diego Jolodovsky

lunes, 20 de marzo de 2017

1947. Atlanta y un sueño que duró casi nada.

Hace 70 años.

Por Ricardo I. Gorosito (socio del C.I.H.F.).

El inicio del campeonato de 1947 se esperaba con grandes expectativas. Los candidatos más firmes eran San Lorenzo, el gran campeón de 1946 y River, que desde 1941 nunca había bajado del tercer puesto en la tabla. Los de Boedo habían mantenido intacto su plantel y los “millonarios” recuperaron a Alfredo Di Stéfano, que retornó de Huracán donde estuvo a préstamo el año anterior. Lo hecho por la “saeta rubia” posteriormente hizo olvidar a un grande que dejó la institución: Adolfo Pedernera.
Si bien los restantes tenían planteles más que destacados, no parecían estar a la altura de los otros dos. Boca, ya sin Severino Varela, había reducido su poder ofensivo y por esa razón contrató a dos delanteros que se lucieron en 1946: Federico Geronis de Rosario Central y Eduardo Ricagni de Platense. 
Independiente tuvo una baja importantísima: su goleador Arsenio Erico se fue del club luego de dejar su marca de 293 goles. Se le otorgó el pase libre como premio a su trayectoria de 12 temporadas. En su lugar contrató al delantero de Newell’s Mario Fernández.
Racing por su parte, no hizo demasiadas compras. En la defensa se incorporaron Ernesto Gutiérrez el “half “procedente de Ferro y el centro medio Saúl Ongaro de Estudiantes de La Plata. Para reforzar la delantera contrató a Waldino Aguirre, de Rosario Central.

Por ese tiempo, los dirigentes de casi todos los clubes eran bastante medidos en la contrataciones. Pero en la temporada de 1947 hubo una institución que rompió todos los moldes. Atlanta, el modesto equipo de Villa Crespo conmovió el mercado de pases con 17 nuevos jugadores, algunos de ellos, destacadísimas figuras. Veamos:

Francisco Antuña – Puntero derecho del San Lorenzo campeón de 1946.
Eugenio Bassino – Centro delantero de Quilmes.
Juan Burgueño – Puntero izquierdo de Sud América de Montevideo.
Eligio Corvalán – Half derecho de River donde no tenía lugar.
Fortunato de Sagastizábal – Centro delantero de Estudiantes de La Plata.
Aristóbulo Deambrosi – Puntero integrante de la famosa “máquina” de River
Domingo Donnola – Delantero de Temperley.
Bernardo Gandulla – Interior izquierdo de Ferro, gran figura de Boca entre 1940 y 1943.
Higinio Florentino García – Back derecho de Racing.
Gervasio Artigas Modernell – Defensor uruguayo.
Héctor Armando Morandini – Puntero derecho de la reserva de Racing.
Adolfo Alfredo Pedernera – Centro delantero de River, adquirido en $ 140.000.- un récord para la época.
Carlos Quiroga – Arquero de Argentinos Juniors.
Rodolfo Riccardini – Puntero izquierdo de la reserva de Boca Juniors.
Mario Lorenzo Santamarina – Centro medio de Ferro.
José Eusebio Soriano – Arquero peruano de River, alejado del club de Núñez luego de un serio conflicto.
León Strembel – Centro medio de Racing que por esos años se destacó también en la selección argentina.
Como vemos, hubo algunos en el mismo puesto.
En total Atlanta gastó $ 550.000 m/n, una fortuna para aquellos tiempos.

También previo al inicio del campeonato, trajo a prueba al puntero derecho uruguayo Alcides Ghiggia, pero luego de un amistoso ante Independiente, al perecer no convenció y lo devolvieron a Montevideo. Tres años más tarde, Ghiggia se convertirá en el héroe del Maracaná al marcar el gol del triunfo en la celebrada victoria uruguaya sobre Brasil en el Mundial de 1950.
Pero no todo terminó ahí. El club bohemio dio la nota al contratar como director técnico a un árbitro: José Bartolomé Macías.

Comienzo esperanzador

El domingo 13 de abril se inició el campeonato y Atlanta actuó como local en cancha de River enfrentando a Racing. La expectativa hizo que la recaudación de $ 55.323 pesos m/n fuera la mayor de la jornada. La formación bohemia fue la siguiente:

Leopoldo Carletti; Higinio García y José Bedia; Eligio Corvalán, Mario Santamarina y Pascual Bertarelli; Aristóbulo Deambrosi, Fortunato de Sagastizábal, Adolfo Pedernera, Juan Burgueño y Julio Rosell.
Siete debuts hubo esa tarde. Solo Carletti, Bedia, Bertarelli y Rosell habían jugado el año anterior.

A los 2 minutos, Santamarina cortó un avance racinguista y habilitó a Pedernera, quien le dio un pase en “cortada” a Burgueño para que anotara ante la salida de Ricardo. En segundo tiempo Racing empató a los 69 minutos con un penal convertido por Waldino Aguirre por mano de Corvalán. La victoria llegó en el minuto 89 cuando luego de un pase de Deambrosi, Burgueño desde el borde del área grande marcó el segundo. La crónica del diario “El Mundo” cuenta que el partido fue muy parejo, pero en líneas generales Atlanta fue mejor. También cuenta del fervor de la tribuna bohemia de esa tarde, algo que pocas veces se había visto.

El derrumbe

En la segunda fecha nuevamente registró la mayor recaudación: $ 47.571 en cancha de San Lorenzo, donde Huracán le asestó un duro golpe por 4 a 0. El sueño comenzaba a derrumbarse.
En los 11 encuentros siguientes, sólo cosechó cuatro empates y siete derrotas, algunas abultadas como contra Chacarita en San Martín por 4 a 0 y en Villa Crespo ante Newell’s por 5 a 0. En la 16ª. volvió a la victoria al vencer 3 a 0 a Banfield, pero una semana después, River le ganó nada menos que por 8 a 0…
Al término de la primera rueda estaba penúltimo con 8 puntos, a uno del colista Tigre.
La segunda mitad del certamen no fue mejor. Sobre 15 partidos ganó apenas dos, empató seis y cayó en los restantes siete. Fue nuevamente goleado por Chacarita 4 a 0 y por San Lorenzo 7 a 0.
La inversión no se reflejó en los resultados y como no podía ser de otra manera, debió descender por primera vez en su historia y  Macías volvió al referato promediando el torneo.


El de 1947 fue un año nefasto para el club de Villa Crespo.


   Macías habla con los jugadores en un entrenamiento bohemio.


Atlanta de 1947, la tarde que perdió con Racing 3 a 1 en La Boca.
Arriba: P.Bertarelli, J.Soriano, L.Strembel, G.Modernell, A.Pedernera, J.M.Bedia.
Abajo: D.Donnola, J.Cruz, G.Bertini, B.Gandulla, J.Rosell.