lunes, 19 de enero de 2015

Un siglo atrás, la primera conquista internacional

Por Óscar Barnade (socio del C.I.H.F.).

También hubo una historia previa a la era moderna.En 1914, River venció 1 a 0 a Bristol de Uruguay y se consagró campeón de la Tie Cup Competition.


El romance de River con las copas internacionales se inició mucho antes de 1986, cuando conquistó su primera Copa Libertadores y, luego, a fin de ese año, también logró la Copa Intercontinental ante Steaua de Bucarest. Las cuentas de la era moderna dirán que el millonario conquistó, después de 17 años, su sexto título internacional con esta Copa Sudamericana. A aquellas dos conquistas iniciales, se agregaron la Interamericana 87, la Libertadores 96, la Recopa y la Supercopa 97. Pero la historia no es una historia parcial, no comenzó con el profesionalismo o cuando la Confederación Sudamericana, allá por 1960, inició la disputa de la Libertadores.
River -cuya fecha de fundación oficial es 1901 pero la verdadera fusión entre La Rosales y Santa Rosa ocurrió en 1904- jugó desde 1905 en las categorías menores de la vieja asociación de fútbol y en 1908 ganó el ascenso a Primera, división en la que debutó en 1909. Cinco años después, logró su primer título internacional. La Tie Cup Competition la jugaban las Ligas argentina (porteña), rosarina y uruguaya. Al mejor estilo de la histórica FA Cup  inglesa. El 20 de diciembre de 1914, River venció 1 a 0 a Bristol de Uruguay. Fue su primera conquista en el escenario internacional de entonces. Más tarde, River ganó otras cinco de carácter internacional. El historiador Osvaldo Gorgazzi (Centro para la Investigación de la Historia del Fútbol), cuenta que “en la vitrinas del club está justamente la Copa Ricardo Aldao, que premiaba al campeón rioplatense. Su disputa, en una época en la que Brasil todavía no tenía un torneo nacional y el fútbol de nivel no estaba extendido por el resto del (sub)continente, ganarla era algo casi equivalente a ganar hoy la Libertadores”.
Los nuevos éxitos llegaron con el profesionalismo, cuando River se convirtió para siempre en millonario. Fue campeón en 1936 y 1937, y por eso jugó la Copa Aldao con el campeón uruguayo. Se quedó con ambos trofeos: primero, goleó 5 a 1 a Peñarol (20-3-1937); y luego, 5 a 2 al mismo rival (15-1-1938). La edición de 1941 la conquistó ante Nacional en dos partidos (6 a 1 en el Monumental, el 29-3-42; y 1 a 1 en el Centenario, el 5-12-42). La cosecha continuó en diciembre de 1945: 2 a 1 a Peñarol, el jueves 6 en el Centenario; y 3 a 2, el miércoles 12 en el Gasómetro. La última Aldao fue otra vez ante Nacional y en 1947: el 19 de noviembre lo derrotó 4 a 3 en el Centenario y el 23, 3 a 1 en el Monumental. Bernabé Ferreyra, Peucelle, Moreno, Labruna, Loustau, Pedernera y Di Stéfano son algunos nombres con luz propia de aquellos campeones.
Después llegó la otra historia, más moderna, más contemporánea, tan válida como la anterior. Las finales perdidas de la Libertadores 66 y 76. Y el inolvidable desahogo en 1986. Con Pumpido, Ruggeri, Enrique, Alonso, Morresi y Alzamendi. Los dos triunfos finales fueron frente al América, 2 a 1 en Cali (Funes y Alonso); y 1 a 0 en el Monumental, el 29 de octubre, con el eterno remate del Búfalo Funes. Y el 13 de diciembre, en Tokio, le ganó 1 a 0 al Steaua con aquel gol de Alzamendi. La vitrina se completó el 16 de agosto de 1987, al vencer 3 a 0 al Alajuelense de Costa Rica y ganar la Interamericana.
Dos nuevas vueltas olímpicas corrió a fines de los 90. Con Enzo Francescoli como estandarte y con Ramón Díaz en el banco. Primero, la Libertadores 96, otra vez ante el América. Perdió 1 a 0 la ida en Cali y festejó el 26 de junio tras ganar 2 a 0 (dos impactos de Crespo) en el Monumental. Y el 17 de diciembre de 1997, al derrotar 2-1 al San Pablo (dos de Salas se quedó con la Supercopa. Pasaron 17 años. Llegó la hora de un nuevo festejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada