jueves, 15 de enero de 2015

Rojo y Blanco a rayas verticales

LUNES, 25 DE FEBRERO DE 2008.

Por Jorge H. Gallego (Socio del CIHF)

Las camisetas y sus colores marcaron –desde siempre- un notable simbolismo en el fútbol.
Los colores albirrojo fueron los primeros que se popularizaron en el país.
Fueron “propiedad” de Alumni que -a su vez- los adoptó del colegio que fuera su cuna: el English High School. La diferencia residió en que los colegiales los usaron en forma horizontal. Como primer antecedente de estos colores debe considerarse el de la bandera inglesa: blanca con cruz roja.


Este es un listado de los clubes locales que adoptaron –rayas mas o menos- los colores del desaparecido
campeón. Están incluídos por orden de fundación y pertenecen sólo al período de existencia del club.

1904
C.A. Paraná, Zárate; C.A. Barracas Central, B. Aires y C.A. Nueve de Julio, Rafaela.
1905
C.A.Estudiantes de La Plata y el desaparecido Boca Alumni , de B. Aires.
1906
C.A. Talleres, Remedios de Escalada, B.A.; C. Argentino, Marcos Juárez, CBA. y C.A. Pilar, Pilar, B.A.
1907
C.A. Unión, Santa Fe; C.A. Chascomús; C.A Paraná, Paraná, E.R.; Firmat F.C., Firmat, S.F.; C.A. Alumni,
Casilda, S.F. y C.A. Campaña, Carcarañá, S.F.
1908
C.A. Libertad, Concordia E.R.; Arenales F.C., Gral. Arenales, B.A.; Paraná F.C., San Pedro, B.A.; C.A. Riberas del Paraná, Va. Constitución, S.F. ; Belgrano A. C., Las Rosas, S.F. y Junín Football C., antecesor
del actual C. Junín, de esa ciudad bonaerense.
1909
C.A. Alumni, Veinticinco de Mayo, B.A.; C.A. San Martín, Tucumán y C.A. y Biblioteca El Diario, Río Cuarto, CBA.
1910
C.A. San Martín , Carhué, B.A. y el desaparecido Estudiantes de Tres Arroyos, B.A.
1911
Cañuelas F.B.C.; C. Sportivo Patria, Formosa y el C.A. Felicia, de esa localidad santafecina.
1912
F.B.C. Colón, San Justo, S.F.
1913
C.A. Rivadavia, Estación América, B.A.

Seguirían muchos más; destaco entre ellos -por haber alternado en primera división- al C.A. Los Andes (1917) de Lomas de Zamora; Intituto Atlético Central Córdoba (1918) de Córdoba y el C.A. San Martín (1927), de la localidad mendocina homónima.

Existen también casacas albirrojas en Ligas del interior. Son conocidas las de Rosario, Junín y Villa Mercedes, San Luis. Los colores liguísticos tuvieron trascendencia en los desaparecidos Campeonatos Argentinos (1920-1988), verdadera fiesta del fútbol nacional.

RECUERDOS ALBIRROJOS

El primer enfrentamiento entre un club argentino y otro europeo se produjo en Buenos Aires el 26 de junio de 1904. Alumni y el Southampton inglés coincidían en sus colores.. Los nuestros – que jugaron con casaca blanca- fueron derrotados por tres a cero. El partido, disputado en el campo de la Sociedad Sportiva Argentina (hoy Campo Argentino de Polo) fue presenciado por alrededor de 8.000 espectadores; entre ellos
estuvo Julio Argentino Roca , primer presidente en asistir a un partido de fútbol.

Estudiantes de La Plata adoptó los colores de Alumni. El “culpable” fue Tomás Ismael Shedden, llegado a La Plata en 1903, para ingresar a la facultad de Medicina Veterinaria; fue uno de los promotores del fútbol local. Había estudiado en el célebre colegio de Watson Hutton, en Buenos Aires; ese fue el enlace albirrojo
con el fútbol platense.
El diario porteño The Standard presentó (25 de enero de 1907) un listado con los colores de los clubes de fútbol. (...) Estudiantes La Plata, perpendicularly-striped red and white shirt (...) La traducción indicó que –en 1906, primera actuación oficial- el club utilizó camisa roja y blanca ... a cuadros !!

Talleres United actual C.A. Talleres, no nació en el seno de la empresa ferroviaria. La modesta entidad surgió en la zona donde el F.F.C.C. Sud había inaugurado ( 26 de octubre de 1901) sus talleres y estación anexa. El nombre de esta última fue adoptado por el club. La estación se llama, desde 1923, Remedios de
Escalada.
Félix Daniel Frascara escribió una nota sobre el club ( El Gráfico , 13 de junio de 1931) (...) En 1908 hicieron la primera gira que se recuerda en la historia del club. Se fueron hasta Maipú. Entre los muchachos había uno, Gerónimo Argerich, que no hubiera podido hacer el viaje por una razón fundamental: le faltaba ropa. Se evidenció entonces que el compañerismo no es un mito: entre todos lo vistieron; uno le prestó un saco, otro un pantalón, y Argerich hizo el viaje. Iban de rigurosa 2da. Clase, pero 10 minutos antes de llegar, se pasaron a 1ra., para impresionar bien .(...) Simpático recuerdo de este club, albirrojo desde siempre.

(...) El primer partido jugado por nuestra institución se jugó todavía bajo el nombre del Centro Recreativo Sarmiento, contra un equipo de Chabás, ignorándose el resultado. La primera vestimenta utilizada en
aquel lejano 1907 fueron camisetas negras. Estas fueron las únicas que se consiguieron en cantidad suficiente para tal fin. Bien pronto se adoptaron los colores blanco y rojo a rayas verticales, la misma del famoso club Alumni de B. Aires, tan celebrado en aquellos días. No faltó como prenda del equipo el clásico gorro de lana tejido con los colores del club, que entonces se estilaba. (...) También de esa época data la denominación de “Firmat F.B.C.” que se dio a la institución. (...)

De: Historia del Firmat F.B.C., Atilio Real, 2004.-

Alumni se retiró al ganar el campeonato de 1911. La liquidación de la entidad se produjo el 24 de abril de 1913. Un capital de $ 12.322.29 fue repartido entre ocho entidades de bien público. Provoca tristeza enterarse que a esa reunión final asistieron sólo siete asociados.
Desapareció así el club que fue decisivo en la popularización del fútbol. Sus éxitos fueron incuestionables: sólo considerando su primera división se impuso en 10 campeonatos de Liga y -en el plano internacional- 6 Copas Competencia y 2 Copas de Honor.

Alrededor de 25 clubes actuales recuerdan con su nombre al extinto campeón. Muchos otros llevan los
colores albirrojos a los que hice referencia; desconozco si en todos los casos están relacionados con Alumni.
De lo que estoy seguro es que fue la entidad que los inauguró en el país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada