viernes, 16 de enero de 2015

Los primeros argentinos en salir campeones mundiales

MARTES, 24 DE JUNIO DE 2014.

Por Jorge Gallego (socio del CIHF).

Luis Felipe Monti, Raimundo Bibiani Orsi, Atilio José Demaría y Enrique Guaita fueron los primeros futbolistas nacidos en el país que ganaron una Copa del Mundo. Alcanzaron esa distinción en 1934 con la Nazionale italiana. 
El criterio de nacionalidad vigente en Italia permitió que fueran incluidos en la selección "azzurra". En Argentina se aplica el principio ´ius soli´, por el que todos los nacidos en suelo nacional son argentinos, sin considerar el lugar de origen de sus padres. Difiere del vigente en Italia, llamado ´ius sanguinis´, según el cual la nacionalidad es la de los padres (de ambos o de uno de ellos), aunque el hijo haya nacido en el exterior. 
Por ello, no fue un obstáculo el hecho de que hubieran jugado antes para la Argentina, a la que incluso Monti y Demaría habían representado en el Mundial 1930. 
Orsi nació el 2 de diciembre de 1901 en Avellaneda. Su vasta trayectoria se inició en Independiente, donde jugó entre 1919 y 1928 y en 1936. En el "Rojo" obtuvo cinco títulos: los campeonatos de Primera División de la Asociación Amateurs en 1922 y 1926 y las copas Competencia de 1924, 1925 y 1926. Entre 1928 y 1935 actuó en Juventus, donde ganó cinco campeonatos consecutivos entre 1930/31 y 1934/35.
Continuó en Boca Juniors (1936); Platense (1937); Peñarol (1938), con quien ganó el Torneo Internacional Nocturno; Almagro (1938), y Flamengo (1939-40), logrando el título carioca en 1939.
Cerró su carrera en Santiago National, de Chile, en 1943. También integró en 1927 el combinado de Provincia, que se consagró campeón del VIII Campeonato Argentino. En cuanto a las selecciones nacionales, Mumo Orsi jugó para Argentina entre 1924 y 1928 y en 1936, con trece presencias y tres goles. Con la albiceleste ganó las copas de Honor uruguayo (1924), Newton (1927 y 1928), J. Mignaburu (1936) y América (1927), en Perú; además, fue finalista olímpico en Ámsterdam en 1928.
Estuvo presente en 35 juegos de la Selección italiana, entre 1929 y 1935, convirtiendo trece goles. Fue campeón mundial en 1934 y obtuvo las ediciones I y III de la Copa Internacional (1930 y 1935).
Como director técnico, Orsi condujo a Atlante, de México (1950/51-1951/52); entre 1952 y 1982 pasó a Mendoza, donde obtuvo dos torneos con Deportivo Maipú, cuatro con Independiente Rivadavia y uno con San Martín. El inolvidable Orsi falleció en Santiago de Chile, el 6 de abril de 1986. 
Demaría nació el 19 de marzo de 1909 en Buenos Aires. Jugó en los siguientes clubes: F.B.C. Ciudadela Juniors (1926); Estudiantil Porteño (1926-31 y 1937); Gimnasia y Esgrima La Plata (un partido en 1931 y ocho goles en la gira por Brasil y Europa entre diciembre de 1930 y abril de 1931, en la que participó como refuerzo); Ambrosiana (hoy Internazionale) (1931-36 y 1938-43); Independiente (tres partidos en 1936); Novara Calcio (1944); A.C. Legnano (1945-46) y Cosenza Calcio (1946-48).
Los títulos que alcanzó Demaría fueron tres: Torneo Preparación de Segunda División, con Estudiantil Porteño, en 1937, y con Ambrosiana-Inter, la Copa Italia 1938/39 y el Scudetto
1939/40. En materia de selecciones, jugó entre 1930 y 1931 tres partidos para la Argentina, sin convertir goles. Fue subcampeón mundial en 1930 y ganó la Copa Chevallier Boutell en 1931.
Con la Selección italiana (trece presencias y tres goles) fue campeón mundial en 1934 y ganó la III Copa Internacional en 1935.
Demaría fue el primer argentino que actuó en dos ciclos en el fútbol italiano, y lo hizo durante la Segunda Guerra Mundial. A su regreso dirigió a Gimnasia y Esgrima La Plata y a Almirante Brown. Falleció el 11 de noviembre de 1990 en Haedo (provincia de Buenos Aires). 
Guaita nació el 15 de julio de 1910 en Lucas González (provincia de Entre Ríos). Sus inicios futbolísticos fueron en C. A. Lucas González y la escuela de los monjes benedictinos de
Victoria, donde estudió.
La trayectoria abarcó los siguientes clubes: Estudiantes de Paraná (1927-28); Estudiantes de La Plata (1929-33 y 1938-39); A.S. Roma (1934-35) y Racing C. (1936-37). Integró el seleccionado de la Federación Paranaense, que se consagró en 1928 subcampeón argentino.
En Estudiantes de La Plata, el Indio Guaita fue subcampeón de Primera División en 1930 y participó de una famosa línea de ataque con Miguel Ángel Lauri, Alejandro Scopelli, Alberto Zozaya y Manuel Nolo Ferreira.
En la selección argentina acumuló cuatro partidos y un gol en 1933 y 1937, año en el que se coronó campeón sudamericano. En la italiana, diez presencias y cinco tantos entre 1934 y 1935, con dos títulos: campeón mundial en 1934 y III Copa Internacional en 1935.
Fue goleador de la temporada 1934/35 de la Primera División italiana, con 28 goles.
Luego del fútbol, Guaita ingresó en la administración pública bonaerense, con destinos en San Nicolás y Bahía Blanca. En esta ciudad presidió la Liga del Sur entre 1953 y 1955. Falleció el 10
de mayo de 1959. 
Monti, nacido en Buenos Aires el 15 de mayo 1901, completó el cuarteto de oriundi. Sus inicios en el país fueron en General Mitre (1920) y tras un breve paso por Huracán (1921), brilló en San
Lorenzo (1922-30).
Luego del primer Mundial actuó brevemente en Sportivo Palermo (1931) y finalmente triunfó en Juventus (1932-38). Fue campeón con Huracán en 1921. Luego, con San Lorenzo, ganó los torneos de 1923-24 y 27, mientras que con la Juventus festejó cuatro Scudetto: 1932-33-34 y 35.
En la selección Argentina jugó 16 partidos (5 goles), entre 1924 y 1931, y fue campeón Sudamericano 1927, subcampeón olímpico (1928), subcampeón mundial (1930). Luego, participó en 18 juegos (un gol) de la selección italiana, consagrándose campeón del mundo en 1934, además de ganar la III Copa Internacional (1933-35).
Luisito, "il centromediano di ferro" según los italianos, fue figura en dos continentes. Falleció en Escobar, el 9 de setiembre de 1983.
En la final de la Copa del Mundo de 1934, Italia superó 2 a 1 a Checoslovaquia. Monti, Guaita y Orsi fueron titulares, mientras que Demaría no jugó. Orsi empató a nueve minutos del final y un
pase de Guaita permitió que Angelo Schiavio desnivelara en tiempo extra. 
También Brasil tuvo en aquel Mundial su primer campeón: el paulistano Amphilóquio Guarisi Marques (Guarisi en la Azzurra), de padre brasileño y madre italiana, que jugó en la goleada 7 a 1 a Estados Unidos. Como Filó, había sido internacional brasileño en 1925. 
Si bien el éxito de aquellos jugadores fue un hito en la historia del fútbol de ambos países, había antecedentes de otros argentinos en la Nazionale. Tales los casos del mendocino Eugenio Mosso (1914), el primer argentino en la Selección de Italia; el rosarino Emilio Badini (1920, Juegos Olímpicos de Amberes), autor del primer gol argentino en la Azzurra, y el también rosarino,
Julio Libonatti (1926), primero que militó en las dos selecciones. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario