viernes, 16 de enero de 2015

Boca, récord de entradas

Por Óscar Barnade (socio del CIHF).

"En esa época se jugaba la Reserva y la Tercera. Al mediodía ya no podías meterte en la tribuna de la gente que había. Me pedían una gaseosa, mandaba la botella y volvía la botella vacía con el dinero. Cuando jugaba Boca era una cosa de locos. La tribuna estaba de bote a bote. Explotaba”. Antonio del Puerto, hincha de fútbol y de Boca, tenía 18 años en 1954 y era vendedor ambulante. Recuerda con precisión aquel equipo de Boca que un 11 de noviembre, hoy hace 60 años, se coronaba campeón. Eran tiempos de vacas flacas para los hinchas de Boca. El último título lo había logrado en 1944 y el de 1954 resultó el único festejo de la década. En la adversidad, la fidelidad del hincha se profundizó. Fue el año de mayor venta de entradas en el fútbol argentino. Y Boca fue el que más vendió. Aquel año, una popular costaba $ 4,50. Con cuarenta centavos se podria comprar cualquier diario de circulación nacional, el sueldo mínimo de un jugador era de 700 pesos y un par de zapatos accesible andaba por los 65 pesos. "Por cada bandeja de 12 botellas que vendía, me quedaba $ 1,20 de ganancia", recuerda el Negro del Puerto. En la quinta fecha del torneo, Boca visitó a Platense en la vieja cancha de Manuela Pedraza y Crámer. Se vendieron 26.908 entradas, cifra récord hasta la pérdida del terreno en 1971. Dos semanas después, explotó el nuevito estadio de cemento de Vélez: 43.468 generales, la segunda cifra más alta en Liniers. El 4 de julio, luego de seis victorias al hilo, Boca visitó a Huracán. Los 48.996 boletos vendidos ese día siguen siendo únicos en el Tomás A. Ducó. Más de un mes después, el 15 de agosto, en Independiente se rompieron todos los registros. Hubo casi 80 mil personas en Avellaneda y la cifra oficial de AFA fue 62.000 boletos vendidos. Nunca se vio nada igual. El equipo dirigido por Ernesto Lazzatti no brillaba. No jugaba bien pero era contundente. Ganaba A loBoca. La formación base era: Julio Mussimesi; Juan Carlos Colman, Federico Edwards; Francisco Lombardo, Eliseo Mouriño, Natalio Pescia; Juan Carlos Navarro, Miguel Baiocco, José Borello (goleador del torneo con 19 tantos junto con Norberto Conde, de Vélez, y Angel Berni, de San Lorenzo). Los registros finales parecen increíbles en tiempos en los que los hinchas visitantes están prohibidos. De los 3.613.446 boletos vendidos en el año, 886.384 correspondieron a partidos de Boca (el 25 % del total, con una marcada diferencia cuando jugaba de local y cuando actuaba como visitante). Estableció un promedio de 29.546 generales por partido, mejorando los 25.530 de 1944. En cifras reales, el promedio de gente en cada encuentro de Boca fue de, al menos, 45.000 personas. Sucedió en fútbol argentino. Aunque parezca increíble y tan lejano.

http://www.clarin.com/deportes/futbol/Trece_decadas-1954-Boca-Barnade_0_1246675365.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada