jueves, 15 de enero de 2015

Anecdotario: los goles olímpicos

MARTES, 28 DE DICIEMBRE DE 2010.

Por Ricardo Gorosito, socio del CIHF

Son una rareza en el fútbol, pero tienen historia. Hurgando en diarios, revistas y cuanta publicación haya caído en nuestras manos, descubrimos algunos datos que han enriquecido aun más el ya frondoso anecdotario futbolero. Veamos:

Londres 1924

La International Board, es el más alto organismo legislativo del fútbol mundial. Se encarga de elaborar las reglas de este deporte y de hacerlas oficiales con apoyo de la FIFA.
Representantes de ésta, Inglaterra, Irlanda del Norte, Escocia y Gales se reúnen en Londres anualmente entre febrero y marzo para estudiar, discutir y aceptar o rechazar posibles alteraciones a las Reglas del Juego.

El sábado 14 de junio de 1924, la entidad produjo una importante modificación al reglamento. Dispuso que el tiro de esquina, que hasta ese momento era indirecto, pasara a ser “directo”, siendo válido el gol logrado desde un córner.

El clásico de La Plata

Y al día siguiente, es decir el domingo 15 de junio descubrimos un caso curioso.
Esa tarde se llevó a cabo el clásico platense en la cancha de 1 y 57. Estudiantes y Gimnasia no se enfrentaban desde 1918 por haber militado en distintas Asociaciones a raíz de la fractura que sufrió el fútbol argentino en 1919 y que diera lugar a la creación de la Asociación Amateur Argentina de Fútbol, entidad paralela a la “oficial”, la Asociación Argentina de Fútbol. En 1924, el equipo estudiantil desertó de la “oficial” y se pasó a la “disidente”.


El partido finalizó 1 a 1, pero cuentan las crónicas, que en el segundo tiempo el puntero Luis Rimassa de Gimnasia, marcó un gol directamente de un tiro de esquina y el juez lo anuló “correctamente de acuerdo con el Reglamento”. Por supuesto nadie sabía de la modificación. La noticia recién llegó semanas después.

El primero en Gran Bretaña

En el país de los inventores del fútbol, el primer gol registrado oficialmente se produjo el 21 de agosto de 1924. Lo convirtió el delantero Willie Alston del St. Bernard F.C. de Edimburgo, club desaparecido en 1943, al Albion Rovers por la 2ª. división de Escocia.

Otras fuentes citan a William "Billy" Smith del club inglés Huddersfield Town como el autor del primer gol por esa vía, pero como no especifican la fecha, nos quedamos con el de Alston.

El gol de Onzari

Es sin dudas el más famoso de todos los convertidos en nuestro país. Allí tuvo su bautismo.
Uruguay, campeón olímpico de ese año en los Juegos de París, fue homenajeado por la Asociación Argentina con un partido amistoso fijado para el domingo 28 de septiembre de 1924 en la cancha de Sportivo Barracas. Ésta, inaugurada en 1920, tenía su entrada principal por la esquina de Iriarte y Luzuriaga y fue el escenario más importante de ese entonces.
Fue tanta la cantidad de gente que se hizo presente, que las tribunas se vieron desbordadas y a los 4 minutos de juego, el partido se suspendió por invasión del público.
Se dispuso jugarlo el jueves 2 de octubre y para evitar que se repitieran los incidentes, se rodeó el campo de juego con un alambrado.

La jugada que hizo memorable a este encuentro se produjo a los 12 minutos del primer tiempo, cuando el puntero izquierdo de Huracán, Cesáreo Onzari ejecutó un tiro de esquina que superó al arquero Andrés Mazali. Hubo protestas uruguayas aduciendo que Manuel Seoane había molestado al arquero, pero lo concreto fue que el juez oriental y ex jugador, Ricardo Vallarino, sancionó el gol. La modificación de la International Board ya había llegado al Río de la Plata. Finalmente, Argentina ganó 2 a 1.

Y a partir de entonces, al alambrado inaugurado esa tarde y al gol logrado desde un córner de los llamó “olímpico”, por el título que ostentaban los uruguayos.
No fue el primero en el mundo, pero sí a nivel selecciones nacionales y acaba de cumplir 85 años.

El primero en primera

Las crónicas de fútbol de entonces no mencionan ninguna conversión “olímpica” hasta la fecha inicial del campeonato de 1925 de la Asociación Argentina jugada el domingo 5 de abril. Ese día, Argentinos Juniors le ganó 3 a 2 a Porteño, con el gol “olímpico” que su delantero Héctor Rivas marcó a los 44 minutos del segundo tiempo.

El primero del profesionalismo

Ya instalado el profesionalismo en 1931, en la primera fecha jugada el 31 de mayo se produjo el primer gol desde el córner. Su autor fue el puntero Alfio Foresto, de San Lorenzo, al arquero José Spadazzi de Tigre a los 20 minutos del primer tiempo y que significó el tercer gol sanlorencista que finalmente ganó por 4 a 2.

Algunos recordados y otros no tanto

Ricardo Daniel Bertoni tuvo el privilegio de señalar dos goles olímpicos en Copa Libertadores para Independiente. El primero el 29 de septiembre de 1974 en el estadio Centenario a Walter Corbo de Peñarol. Los rojos ganaron 3 a 2.
Nueve meses después, en Avellaneda ante Cruzeiro, marcó otro a los 21 minutos del segundo tiempo al arquero Raúl. El resultado final fue 3 a 0.


En el Apertura 94, Paulo Silas le marcó un gol olímpico a Talleres de Córdoba, en el mismo arco que le marcó a Boca.


Como dijimos al comienzo, los goles olímpicos son rarezas que suceden muy de vez en cuando. Pero en el torneo de Primera B de la temporada 1991/92, el delantero de San Miguel, Jorge Francisco Almirón, convirtió dos goles olímpicos al arquero Miguel Angel Serrato de Ituzaingó que sirvieron para que su equipo ganara por 2 a 1. No se recuerda en nuestro fútbol un hecho similar.

En la temporada de Primera D de 1986/87, el primer gol del torneo fue olímpico. Lo señaló Jorge Martínez de Brown de Adrogué al arquero Schiavo de Barracas Central.

El último

Y para finalizar ¿cuándo se produjo en primera división el último gol olímpico?
Fue hace muy pocos días, el 9 de mayo de 2010 y lo hizo Leonel Núñez de Independiente al arquero Luis Ojeda de Argentinos Juniors.
El anterior data del 22 de agosto de 1999 por el Torneo Apertura. Instituto de Córdoba venció 2 a 0 a Unión en Santa Fe y lo hizo Fernando “Pucho” Castro a los 12 minutos del segundo tiempo. El arquero de Unión fue esa tarde Oscar Fernando Passet.


Suceden de vez en cuando, pero no desesperemos, ya aparecerá alguno que seguramente disfrutaremos, siempre y cuando no sea en el arco de nuestro equipo…


Fuentes consultadas:

Página oficial de F.I.F.A.
Revista “Sólo Fútbol” 1988/1992
Argentina-Uruguay 1902/1940 – Libro de la International Federation of Football History & Statistics – Hamburgo 2000
Historia del Fútbol Platense – Miguel Bionda – 1945
Historia de la Selección Argentina – “El Gráfico” – 2000 – Macías-Manrud
Agradecimiento a Jorge Gallego, investigador y socio del C.I.H.F.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada